martes, 27 de noviembre de 2012

Petroleo en Honduras ????

                                                      Honduras


Comayagua, Taulabé, lago de Yojoa y Santa Bárbara podrían ser zonas ricas en petróleo, afirmó a EL HERALDO el ministro de Recursos Naturales, Valerio Gutiérrez.
De momento es una posibilidad, la que se confirmará una vez efectuados los estudios correspondientes.
“Estas son zonas que tienen algún potencial pero se necesitan estudios bien detallados para poder identificar los sitios exactos”, expresó.
Lo que sí demuestran los últimos estudios geológicos es el enorme potencial en el Caribe, en el sector de La Mosquitia.
El funcionario asegura que una empresa norteamericana confirmó que el petróleo descubierto en la década de los 70 se mantiene incólume.
Más bien, ahora se estima que las cantidades almacenadas bajo el mar son mayores que las calculadas a mediados de los 70 (400 a 2,500 barriles diarios).
Estos recursos están ubicados ligeramente al norte del paralelo 15, en territorio hondureño confirmado por sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya con motivo de la controversia marítima promovida por Nicaragua.

Concesión
Gutiérrez dijo que está claro que Honduras por sí sola no tiene capacidad financiera para explotar el petróleo, de manera tal que deberá hacerse necesariamente una concesión basándose en la Ley de Hidrocarburos que ya está en el Congreso Nacional.
Se espera que la negociación sea patriótica, en función de los intereses nacionales, porque de nada servirá una concesión si la totalidad del petróleo extraído será comercializado en el extranjero.
Los que quieren esplotar el pretrolio en honduras 

Advierten que pueden haber impactos ambientales considerables

TEGUCIGALPA.-
La Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga a Honduras como uno de los países más vulnerables del mundo después del paso del huracán Mitch en 1998, en consecuencia su territorio no puede ser sometido a exploraciones y explotaciones petrolíferas, específicamente en las zonas protegidas como La Mosquitia, Tela e Islas de la Bahía.


Además, con sólo el hecho de permitir exploraciones en zonas como la Mosquitia, Tela, Islas de la Bahía y otros puntos del país considerados como protegidos bien por situaciones ambientales o patrimoniales se está violando las normas constitucionales e internacionales.


De acuerdo a datos proporcionados por la Fiscalía del Ambiente, la exploración y explotación de petróleo en zonas marítimas protegidas del Caribe hondureño y tierra adentro está vedada por varios convenios internacionales.

Se ha querido darle un matiz diferente a las concesiones otorgadas por el presente gobierno a transnacionales y acomodando  los intereses nacionales por medio de un anteproyecto de Ley de Hidrocarburos, ya que en este se habla de expropiaciones e indemnizaciones a los propietarios de las tierras que  resulten afectadas con las excavaciones.

La participación de la sociedad civil en la tramitación de los proyectos petrolíferos se limita a consultar a las municipalidades que dada su precaria situación financiera se mostrarían anuentes a repartirse las exiguas regalías, con lo cual las empresas eliminan toda oposición que pueda atrasar la tramitación de dichos proyectos, señala  un estudio hecho llegar a este rotativo por la antropóloga Danira Miralda Bulnes.

Miralda Bulnes es una especialista en la antropología, quien ha estado en contacto con las diferentes etnias del departamento de Gracias a Dios, especialmente de la comunidad de Ahuas, donde se pretende explotar varios pozos de petróleo detectados en la década de los sesenta.

La nueva Ley de Hidrocarburos y las pretensiones de explotar petróleo a lo largo de la costa Atlántica y la Mosquitia viola el convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) suscrito por Honduras en 1995, porque vulnera los derechos adquiridos de los diferentes grupos étnicos que habitan en ese entorno, ya que serán desplazados de sus tierras para dar paso a las excavaciones forzadas por el gobierno.



HABRÁ IMPACTOS AMBIENTALES








“No se puede negar que en un país pobre como Honduras la noticia de que se ha encontrado petróleo llena de muchas expectativas económicas, sin embargo hay que tener muy claro que detrás de este tipo de actividades obviamente pueden haber impactos ambientales muy considerables, porque se está hablando de aéreas de mucha importancia para que el equilibrio ecológico se mantenga no sólo de Honduras, sino que del mundo como son las zonas de la Mosquitia y Tela con una influencia fuerte en los arrecifes coralinos del departamento de Islas de la Bahía”, señaló el fiscal del Ambiente, Aldo Santos.

“Si bien es cierto que existe este tipo de recursos no menos importante es que para realizar este tipo de actividades debe hacerse tomando en cuenta todo lo relacionado a los impactos ambientales y sobre todo con el respeto al estado de la legalidad, porque no podemos obviar que según la categorización de proyectos que se indica en el decreto 635-2003 manda que una serie de proyectos debe tener permisos ambientales, pero otros que se encuentran en la categoría cuatro como en las zonas protegidas  no permiten ningún tipo de actividades”, sostuvo el funcionario del Ministerio Público.

Existen normas constitucionales y tratados internacionales que de una u otra manera garantizan que se pueda mantener incólume este tipo de áreas protegidas, agregó Santos.




 

El titular de la Fiscalía del Ambiente, Aldo Santos, manifestó que si extraer petróleo es similar a extraer minerales del suelo es igualmente dañina en el impacto ambiental.

Recordó que en el gobierno del Presidente Carlos Roberto Reina se emitieron dos decretos ejecutivos exonerando del proceso de licencia ambiental a las compañías que intentarán explorar una mina.

A consideración de Santos, la actividad de exploración tiene un impacto significativo en el ambiente, porque se deforesta al cortar árboles y remover el suelo, la apertura de caminos y carreteras y que no es menor al daño que podría ocasionar la explotación del recurso del petróleo.

“Nuestro entorno está siendo asediado por empresas y personas que bajo el manto de la inversión y de producción de empleo están causando impactos significativos en el ambiente”.

“Nosotros como Fiscalía estamos de acuerdo que hay que desarrollar el país pero siempre respetando la naturaleza y las leyes”, apuntó.

Reconoció que sobre las exploraciones petrolíferas no han tenido información oficial por parte del gobierno, pese que en otras oportunidades les han pedido opiniones técnicas y participación en la elaboración de proyectos de ley.

A criterio del funcionario del Ministerio Público, el problema en este tipo de anteproyectos es la no participación ciudadana en la discusión; que no se le permita aportar puntos de vistas u opiniones técnicas y legales, derecho que nació en la cumbre de Río de Janeiro 1992 con el principio de participación ciudadana.

“La participación ciudadana en este gobierno se queda muy corta, porque hoy que se tiene una empresa o industria agresiva aportándole desarrollo  al país, no hay respeto a la legalidad y tenemos un Estado permisivo donde lejos de darle participación a los diversos sectores de la ciudadanía no le permite que su voz se escuche”, se quejó.


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada